Padres millennials: cómo potenciar la Marca Personal de tus hijos

Padres-millennials-como-potenciar-la-Marca-Personal-de-tus-hijos

Algunos de nosotros (hoy “Padres Millennials”) fuimos educados bajo un sistema de negación: no pases tanto tiempo pegado al televisor, no escribas tanto en ese diario, no utilices tanto el videojuego; qué hace ese niño pegado al Internet sin la supervisión de un adulto…mejor bloquéalo, que juegue solo cuando estemos en casa para tener el control (la realidad es que nunca estaban, por la dinámica laboral). 

En fin, puedo escribir más de tres párrafos recordándoles el montón de reglas que hicieron que muchos de nosotros no potenciáramos -o al menos, que no lo hiciéramos a la máxima expresión- nuestra creatividad, siendo la única generación que hasta el momento había crecido a la par de la evolución tecnológica más grande de la humanidad.

Pero ya no se trata de nosotros, sino de la educación que debemos brindar a nuestros hijos y cómo podemos potenciar las virtudes de una generación que tiene la posibilidad de contar con las tecnologías desde sus primeros pasos, así como con el acompañamiento de unos padre que entienden ¡valoran! la importancia actual de éstas, para que logren desenvolverse y relacionarse en una sociedad global, cada vez más competitiva, pero también más colaborativa.

Pero cuál es nuestro rol ante quienes son de una generación -llamada Z- que ha decidido ser cada vez más autodidacta, romper las reglas (más que nosotros) e incluso abandonar el campus universitario: guiarlos, acompañarlos sin ponerles límites, sino orientándolos, y sobre todo ayudarlos a proyectar su imagen, resultado de una identidad clara y bien definida. 

Esa identidad (que constituye el centro de su Marca Personal) comienza a desarrollarse desde muy pequeños, tiene que ver, no con lo que tú quieres que tus hijos sean en el futuro -porque estás convencido es lo que les dará “estabilidad económica”-, sino con las destrezas que van mostrando en sus primeros años de vida, eso que les apasiona y que desarrollarán en gran medida si tú te mantienes a su lado, para identificar ese talento y promoverlo, brindándole las oportunidades para potenciar sus habilidades, conocimiento y creatividad.

Desde muy pequeños dejarlos explorar es la clave (no matemos su curiosidad), si es muy activo físicamente, capaz lo suyo sean los deportes; por ejemplo, llévalo a la playa, dale una tabla a ver cómo le va; o vayan al parque, dale una patineta, o visiten un campo de beisbol o de fútbol, a ver qué pasa; a ella le puede gustar la música, pero a veces es difícil llegar al instrumento que le hará desbordar su talento; o puede gustarles la fotografía, la pintura, la escritura… es cuestión de tiempo: paciencia, lo que si es seguro es que tú puedes potenciar sus ganas de aprender, despertar la chispa de la creatividad, aumentar su interés por avanzar en alguna tarea para lograr ir más allá, sin objetivos ni metas claras; esas vienen más adelante.

No olvidemos que los niños de hoy son nativos digitales, apalanquémonos en eso, en las posibilidades de acceso a la gran cantidad de información que hay en la red; y ¿cómo romper con el miedo de qué es lo que verán allí? nuevamente, acompañándolos en sus primeras visitas al espacio online, haciéndoles seguimiento, educándolos para que identifiquen la calidad del contenido que buscan; demostrándoles que hay contenido que aporta valor y sobre todo, despertando su interés porque sean ellos quienes generen contenido en la red.

¿A qué voy?

Si ya lograste identificar la pasión de tu hijo demuéstrale los beneficios que se logran compartiendo conocimiento, su talento; muéstrale cómo hacerlo ¿Cuántas “estrellas” no han sido reconocidas mundialmente desde Youtube, por ejemplo? Su desarrollo personal y profesional tiene más posibilidades de ser pleno en la medida que lo prepares para la vorágine de un mundo pluricultural e hiperconectado, donde la movilidad, la inteligencia multicultural, la capacidad de producir contenidos y de relacionarse están asociadas a la consecución de metas/planes personales.

Sin dudas, tu mayor aporte será proyectar su imagen y enseñarlo a hacerlo de manera clara y definida, una vez sepa cuál es esa “primera” pasión que quiere explorar y a la que quiere dedicarse, no importará que no sea la definitiva, aunque no sea la que marque su vida como pasaba en generaciones pasadas, esta vez de lo que se trata es de la Marca Personal de un verdadero autodidacta, emprendedor, nativo digital y ciudadano del mundo.

¿Por qué los comunicadores debemos gestionar nuestra Marca Personal?

Por-que-los-comunicadores-debemos-gestionar-nuestra-Marca-Personal

Hoy más que nunca es necesario que los comunicadores tengamos la capacidad de desarrollar nuestra Marca Personal, además de gestionarla (mediante técnicas de Branding), porque esta profesión cada vez se diversifica más; las áreas de acción corporativa e independiente ameritan una visión y competencias especializadas para aportar valor real a los proyectos con los que nos involucramos.

Años atrás todo era distinto, pues la función principal que teníamos -desde la óptica del Periodismo, Publicidad y Relaciones Públicas- era difundir: hacer llegar el mensaje, los datos, para que los públicos pudiesen estar informados, entretenerlos y venderles.

Hoy el mundo es más complejo y la Comunicación ha evolucionado hacia un contexto transdisciplinar y multidimensional.

Ante esta realidad -que ya no es nueva, pero que no todos reaccionamos con la misma rapidez- el buen desempeño que tengamos, así como la comprensión de nuestro rol/trabajo por parte de los demás, está en nuestras propias manos y aquí es donde el Branding Personal juega un papel fundamental.

No se trata de vendernos

No se trata de vendernos, pues al final no somos productos, además que esa “compra” no garantiza ni la recompra, ni la fidelidad, ni la valoración positiva de lo que hacemos, eso que realmente debemos buscar; simples acciones de Comunicación no bastan.

El desarrollo de nuestra Marca Personal inicia con el autoconocimiento, nos lleva a la definición de los atributos reales que representan de manera auténtica y coherente nuestra personalidad y perfil; además que nos permite determinar esas debilidades que debemos superar para dedicarnos al área que queremos.

Ejemplo ¿Tengo estas cualidades esenciales del comunicador corporativo? ¿Qué debo trabajar de manera individual para desempeñarme en esta área? Si me voy a dedicar a Comunicación Interna ¿Estoy claro que mi formación debe ser integral y constante?

Luego de este proceso intrapersonal, debemos trabajar en la identificación de los públicos objetivos, tal cual lo hacemos cuando trabajamos un proyecto corporativo, para tener claro qué se busca de nosotros, cuáles son las expectativas en el rol que desempeñamos/desempeñaremos y en función a esas relaciones y vínculos que buscamos establecer: cuáles son las acciones (más allá de los mensajes) que debemos realizar .

Seguidamente, es necesario que definamos nuestro propósito ¿Hacia dónde queremos orientarnos en función a nuestra realidad y el contexto en el que nos desempeñamos? ¿Cómo avanzar en nuestro desarrollo? Les invito a leer también: Que tu Marca Personal sea esencia y no empaque.

Por último, que es cuando se inicia la gestión del Branding Personal (que debe ser monitoreada y evaluada constantemente), definimos por cuáles medios y espacios -tanto offline como online- nos expondremos y ampliaremos el relacionamiento/networking.

Este proceso lo he sistematizado en las 5Ps de la Marca Personal (ver infografía), para aplicarlo de manera organizada, pero también flexible y así poder estructurarlo individualmente, para lograr esa comprensión y valoración de nuestro trabajo, gracias a que nosotros mismos lo tenemos bien claro, nos preparamos para obtener resultados efectivos y a que además lo comunicamos de manera sencilla.

Aplicar el Branding Personal como comunicadores nos permite generar confianza/credibilidad por lo que hacemos, hace posible nuevas oportunidades en el mundo empresarial y de los Negocios, con una clara Estrategia que parte desde nuestro ser.

¿En cuántas redes sociales estar para la proyección de tu Marca Personal?

En-cuantas-redes-sociales-estar-para-la-proyeccion-de-tu-Marca-Personal

Que bueno volvernos a encontrar en este espacio, hoy les comparto un post que escribí el mes pasado para el blog de SocialGest, una aplicación para administración de redes sociales (hasta Instagram) desarrollada por talento venezolano para el mundo; el tema de hoy siempre surge tanto en nuestras formaciones como en las sesiones de asesoría…

La cantidad de redes sociales en las que tienes presencia no es sinónimo de una gestión de Marca Personal oportuna y por tanto efectiva; de hecho, estar en varios medios digitales y hablar sin saber a quién, cómo y para qué puede -por el contrario- aumentar exponencialmente tus posibilidades de perder credibilidad.

Cuando hablamos de gestionar la Marca Personal, son muchas las personas que inmediatamente piensan “en qué red social debo estar, cuántas cuentas debo crear, tengo blog o tengo página web, o mejor estoy en todas las redes sociales para tener un mayor alcance“; ciertamente quien quiere trabajar en su posicionamiento debe -necesariamente- tener presencia en Internet, pues en la actualidad quien no está en la red de redes no existe; sin embargo, la alta exposición que brindan las plataformas digitales solo será positiva si nuestra presencia en cada espacio es resultado de una comunicación inteligente, pensada y planificada, y no producto de un “estar por estar”.

La premisa no debe ser estar en todas las redes para tener una mayor o mejor presencia, la premisa debe ser “conocer a nuestras audiencias”, qué quieren, cuáles son sus expectativas (con respecto a los contenidos, información y socialización) y cuáles son las nuestras con ellos (intercambio, reconocimiento, alcance, reputación…).

Conocer nuestras fortalezas y oportunidades de mejora para con esa información determinar en qué redes -y con qué tipo de contenidos- conectaría de manera más efectiva con mis públicos de interés. Te recomiendo leer también “Que tu Marca Personal sea esencia y no empaque”.

Un buen video en Instagram o snapchat, un post en Facebook, una infografía en Pinterest y Twitter pueden volverse virales…Voalá ¡se hizo la magia! Pongamos los pies sobre la tierra, pues eso no quiere decir que “ya lograste tu posicionamiento”, lo que tanto desean las marcas; el establecerse (que yo lo asumo como lograr un reconocimiento y alcance continuo: una buena reputación) solo lo lograrás si tienes bases sólidas: el sentido y el propósito de tu Marca Personal, luego de un tiempo trabajando por ello.

También debemos estar conscientes que el estar en una u otra red social no depende solo de tus públicos, hay casos donde parte de tus clientes y comunidad están en una plataforma, pero no cuentas con todas las competencias para compartir contenido de valor en ese espacio.

He orientado este post de Marca Personal al ámbito online, pero no puedes olvidar que nuestra comunicación es online y offline, dos vías que forman parte de una misma realidad y que representan una misma marca: no hay dos realidades ni vidas. Manteniendo la coherencia en ambas lograremos conectar con personas (que hemos identificado previamente como públicos) y estrechar lazos, con miras a un relacionamiento altamente productivo y sustentable.

4 errores de Marca Personal que debes evitar al emprender

4-errores-de-Marca-Personal-que-debes-evitar-al-emprender

En un mundo tan cambiante como el actual, donde las personas cada día demandan más autenticidad y coherencia, a partir de las que se propicia la confianza y credibilidad necesaria para lograr relaciones productivas y duraderas, un emprendedor que no muestre una Marca Personal potente, clara, con una visión consistente y características diferenciales que aporten valor a cualquier empresa, idea o proyecto solo puede esperar -ni siquiera sentado, porque no esperará mucho- el fracaso en sus acciones e intentos por establecer vínculos.

En Conversa CE estamos seguros que todos tenemos algo especial que mostrar u ofrecer, por eso todos los días trabajamos para llevar -de diferentes maneras- un mensaje que te oriente y motive a gestionar tu Marca Personal de manera efectiva. Hoy te presentamos, cuatro errores que debe evitar un emprendedor al momento de gestionar su Marca Personal… evítalos ¡siempre!

1.- No tener claro cuáles son tus objetivos o propósito

Trabajar en base a acciones y resultados a corto plazo, no te garantizará -en ningún escenario- la sustentabilidad ni el futuro de tu proyecto. No tener un próposito claro a mediano o largo plazo generará , sin dudas, dispersión en lo que haces, gastos innumerables de recursos y tiempo invaluable haciendo tareas que muy probablemente no contribuyen con lo que quieres.

Es necesario trazarte metas a largo plazo, cumplirlas definiendo objetivos claros que se hagan tangibles en acciones concretas que te permitan avanzar. Define a dónde quieres llegar, comprométete con alcanzarlo y a partir de ahí podrás ser realmente productivo y asertivo. No dejes a la “buena suerte” el cumplimiento de tus aspiraciones.

2.- No conocer a tus públicos

No saber quién es tu competidor, lo qué hace y cómo lo hace, no te permite diferenciarte y realmente ser una propuesta de valor que te haga atractivo, que tu proyecto, tu idea, tu propuesta sea deseable para quienes son tus potenciales clientes. No te enfoques solo a competir con quienes hacen lo mismo que tú, puedes colaborar con ellos, ellos contigo y beneficiarse todos (en otro post hablaremos de esto).

No conocer a tus clientes, te impide saber cuáles son sus expectativas, por eso no tendrás nunca dibujado cuáles son tus necesidades en torno a procesos, herramientas y mecanismos de atención al cliente, por ejemplo; tampoco podrás diseñar estrategias con inteligencia e innovación para destacar con tu oferta, porque simplemente no estás al tanto del contexto en el cual piensas moverte.

Si no conoces a tu aliados-proveedores te perderás de conectar con quienes te puedan ayudar a impulsar ese proyecto que te motiva, con mayor fuerza; ten en cuenta que ningún emprendimiento avanza por sí solo, siempre necesitas de inversionistas o aliados con su conocimiento y experticia, lo que hace que las cosas funcionen con más rapidez y mayor eficiencia.

Lánzate a la conquista de alguien (públicos) conociéndolo, evítate un fracaso vertiginoso, por perder la capacidad para conectar y satisfacer las necesidades de quienes son tu razón de ser.

Seguro te puede interesar esta infografía sobre las 5 Ps de la Marca Personal.

3.- Caer en la trampa de la pasión

Una cosa es hacer las cosas con pasión y otra hacer lo que te apasiona. Por ejemplo, te puede apasionar mucho el beisbol pero no eres buen deportista, insistir o apostar a serlo sin contar con las condiciones, las competencias físicas ni psicológicas: será otro “tortazo” en la cara. No siempre lo que nos apasiona es a lo que nos podemos dedicar.

Pero ojo, también es un error dejar de lado lo que nos apasiona pues esa pasión podemos siempre convertirla en una herramienta si manejamos nuestras emociones con inteligencia. Dedícate -tal vez- al periodismo deportivo, conviértete en un cronista o un blogger del beisbol, haz que esta pasión te permita conectar con clientes potenciales de tu emprendimiento. Tener claridad y manejar bien nuestras pasiones nos permitirá conectar o congeniar con otros.

El error es caer en la trampa de que solo debes dedicarte a lo que te apasiona.

Debes tener siempre presente  “Que tu Marca Personal sea esencia y no empaque”.

4.- Que no haya congruencia entre los valores personales y los de tu emprendimiento

Siendo el embajador de tu Marca Personal y de tu proyecto, la incoherencia entre lo que eres y lo que ofreces te llevará directo por el camino de la desconfianza (de los otros hacia ti), recuerda que en la actualidad los clientes-usuarios buscan beneficios claros, palpables, sostenibles y consistentes, en lo cual la transparencia-coherencia es garantía para lograrlo.

Es importante que haya consistencia entre los valores personales y los de tu emprendimiento porque al final, ese emprendimiento lo promueves y lo impulsas tú, y como principal representante debes ser la “imagen viva”, la humanización, de tu idea o proyecto.

Evita que haya un sistema de valores diferente para uno y para otro; los de tu emprendimiento pueden derivarse de los valores personales.

Eres emprendedor o tienes una empresa a la que representas ¿Qué quisieras saber con referencia a la gestión de la Marca Personal? Coméntanos para seguir compartiendo contigo y con quienes al igual que tú quieren un futuro próspero, en el que hagan lo que quieren y dónde quieren…  ¡Hablemos!

Que tu Marca Personal sea esencia y no empaque

que-tu-Marca-Personal-sea-esencia-y-no-empaque

La Marca Personal vuelve a ser tema de interés para este espacio porque, a demás de ser un área del aprendizaje inagotable y con mucho que aportar a nuestro desarrollo personal/profesional, tiende a ser confundido y superficialmente puesto “en práctica” por muchas personas.

Conscientes de que la gestión de la Marca Personal apunta hacia lo que otros perciben de nosotros -ya sea en un primer contacto o en relaciones a mediano y largo plazo- entendemos la importancia que entonces tiene hablar y actuar ¡comunicar! de manera coherente, para lograr una imagen que genere credibilidad y confianza.

Por esta razón, en los ejercicios que aplico en los cursos que vengo dictando públicamente o en consultorías en torno a ello, iniciamos juntos un plan que empieza en “la persona”, porque es necesario reconocernos, luego transitamos por varios tópicos individuales que no se quedan solo en un proceso de conceptualización, de esas definiciones pasamos inmediatamente a un conjunto de acciones.

Te recomiendo también: Las 5p´s de la Marca Personal

Comunicación inteligente y pensada…

Como ya lo he dicho, una Marca Personal gestionada de manera efectiva pasa por una Comunicación inteligente + pensada + planificada. Es inteligente porque responde a circunstancias del entorno; a mí, como persona (con mi realidad: que tengo clara) y a lo que yo quiero (planes, ideas, proyectos); es pensada porque es resultado de un proceso reflexivo, reflexión que no se hace en un día, que quizás pueda llevarte semanas o meses para que logres identificar ese obstáculo que no te deja enfrentar nuevos desafíos o ese valor diferencial que le dará valor a tu propuesta; y -finalmente- es planificada porque de lo que determines surgirán una serie de tareas que deberás trazarte (con una secuencia lógica) para avanzar decididamente.

Pero volvamos al punto de mayor importancia: La Comunicación. La Comunicación es acción, no se trata de una simple conceptualización, no se trata de “empacarme” (lo más bonito e inteligente posible), no es mostrarme como un producto que está a la venta. Inicia realmente por una comunicación con nosotros mismos, tenemos que entendernos, conocernos, lograr definir nuestra esencia más íntima y auténtica, para ser concientes de lo que podemos y de lo que realmente comunicaremos.

Vender es una simple transacción, y si solo te enfocas en ello -en el resultado-, cuando busques llegar a esas definiciones que he mencionado y al propósito en lo que es el desarrollo de la Marca Personal, podemos cometer el error de quedarnos en un plano muy superficial, porque al final lo que queremos es vender.

Te invito a participar en el próximo workshop “Desarrolla tu Marca Personal”, aquí toda la información.

Lo realmente importante

Lo verdaderamente importante aquí es trabajar a lo interno, conocer mi propuesta diferencial, el sector dónde me desempeñaré, quiénes pueden representar mi competencia/aliados, saber cómo se comportan y piensan con quienes me voy a relacionar, con todo esto hacer una propuesta única, auténtica que soy yo, mi proyecto, mi idea que más que vender busca conectar, además de cautivar a otros, otros que representan un sin fin de oportunidades: relaciones, contactos, información, conocimiento, empleos, proyectos, negocios…

¿Aún crees que la Marca Personal se trata de venderte? ¿Cuál es tu opinión? Hay quienes dicen que esto es una moda ¿Estás de acuerdo?